Categorías
Alquiler Fianza alquiler

Perder la fianza de alquiler de una vivienda

Cuando termina el periodo de alquiler el inquilino entrega el inmueble en el estado que el propietario espera para no arriesgarnos a perder la fianza de alquiler.

Índice

  1. Perder la fianza de alquiler de una vivienda
  2. Motivos para no devolver la fianza

En el momento del vencimiento del contrato de alquiler el propietario está obligado a devolver el importe de la fianza.

Sin embargo, hay algunos aspectos que hacen que el arrendador esté en el derecho de no devolver la fianza.

Motivos para no devolver la fianza

A continuación encontramos los principales motivos por los cuales el inquilino puede perder su depósito de garantía:

Impago de la renta mensual

La principal razón para que el propietario no devuelva la fianza de alquiler se produce cuando el inquilino no ha pagado todas las cuotas mensuales tal y como se indicaba en el contrato.

Impago del último mes

Normalmente el inquilino deja de pagar el último mes de la renta, que corresponde con el importe dejado en depósito para evitar que el propietario no lo devuelva

Si el inquilino deja el inmueble en un estado normal se entiende que el propietario no va a interponer acciones legales y satisface este último pago con el depósito de garantía.

En algunos casos este impago del último mes está acordado por el arrendador y arrendatario.

Impago de varios meses

También nos podemos encontrar en la situación de que el inquilino deje de pagar la renta durante un periodo.

En este caso, cuando el inquilino abandona el inmueble no recupera la fianza, además se arriesga a represalias legales por parte del arrendador que no fue previsor al contratar un seguro de impago de alquiler.

Desperfectos en el inmueble

Observar daños o desperfectos en el momento de entregar el inmueble es el segundo motivo más frecuente para perder la fianza del alquiler.

¿Qué entendemos por desperfecto?

Los desperfectos se refiere a mal uso o deterioro que no se encontrara antes de la contratación, normalmente en la estructura, paredes, suelos y mobiliario.

Se presta especial atención en los daños en el mobiliario o electrodomésticos en los cuales hay que valorar cuando se trata de desgaste natural o por mal uso de los mismos.

Suciedad en el inmueble

La limpieza y mantenimiento corren a cargo del inquilino y puede ser motivo para perder el depósito, principalmente si se el inquilino reconoció el buen estado del inmueble en el momento de iniciar el alquiler.

La no devolución del depósito está sujeta al gasto necesario para la limpieza y mantenimiento y se debería acreditar mediante una factura para presentarla al inquilino en el caso de que la solicite directamente o mediante un abogado.

Se recomienda, por el bien de ambas partes, documentar mediante fotografías el estado inicial de la vivienda.

Si se cumplen los motivos para no devolver la fianza del alquiler el inquilino se encuentra en el derecho de recuperar la fianza de alquiler y el propietario tendrá que hacer esta devolución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *