Categorías
Contratos

Contrato de Alquiler de Habitación

CONTRATO para alquilar una HABITACIÓN en un piso en propiedad o de uno que alquilas y EVITA problemas de Impagos, Daños o Desperfectos si no sabes quién tiene la Obligación de pagarlo

Los profesionales recomiendan formalizar el contrato de alquiler de una habitación mediante un documento escrito mejor que con un contrato verbal.

Esta formalidad va a ayudar a las dos partes a entender a qué se comprometen a la hora de cumplir con sus deberes y obligaciones.

Como hacer un contrato de alquiler de habitación

Un contrato de alquiler es un acuerdo oficial entre un arrendador y un arrendatario para el uso privado de una habitación que se encuentra en una vivienda con otros espacios compartidos.

El arrendador puede ser el propietario del inmueble o bien otro inquilino que tiene permiso para subarrendar una habitación de alquiler a terceras personas.

A continuación detallamos la información más relevante a incluir:

Datos de la vivienda

Especificar la dirección completa de la vivienda especificando de forma que no ofrezca confusión la habitación que se alquila mediante este contrato.

Datos personales

Datos personales de las dos partes, los del arrendador y los del arrendatario. Es recomendable acompañar este contrato con una fotocopia del documento de identidad de cada persona.

Incluir la forma de comunicarse las partes como puede ser teléfono e email personal.

Reconocimiento de que las partes se encuentran con capacidad para poder entender y  firmar el contrato.

Duración del alquiler

No existe un periodo mínimo para este tipo de contratos, por lo tanto podrá mostrar un periodo que las dos partes accepten.

Pagos

Las principales remesas que se encuentran en una vivienda y deberían estar reflejadas son:

  • Precio mensual atribuido al uso de la habitación.
  • Gastos de suministros como agua, gas o luz. Para evitar malas interpretaciones mejor anotar al inicio del contrato y al final el consumo de cada suministro.
  • Gastos comunes, impuestos, tasas, especificando las cantidades a pagar.
  • Internet, televisión por cable, etc.
  • Compromiso a asumir desperfectos y reparaciones a partes iguales por los inquilinos de la vivienda.

Incluirá los detalles para actualizar el precio del alquiler basado en el Índice General Nacional de Precios al Consumo, IPC general.

Forma de pago

Especificar la forma de pago como por ejemplo transferencia bancaria con unos días de margen que pueden ser entre el 28 y el 5 de cada mes.

El pago puede ser mensual si se paga por meses, anual si se paga un año de anticipo o incluso diario.

Para el alquiler de una habitación no es obligatorio incluir una cláusula para incluir una garantía por impago, aunque si las dos partes están de acuerdo se puede añadir.

Debe concretarse un periodo de preaviso por ambas partes para la finalización del alquiler así como la penalización en caso de incumplimiento.

Uso de la habitación

Concretar si el arrendatario tiene derecho a compartir y/o subarrendar la habitación. Especificar el uso correcto y la conservación de la habitación.

No estará permitido el uso de la habitación alquilada para otro fin distinto del de vivienda personal, descartando actividades ilegales, tráfico de drogas, actividades ruidosas, nocivas o peligrosas.

Es habitual que el inquilino no pueda realizar obras y  reformas sin permiso del arrendador, pero quizás te convenga especificar si es una opción o no cambiar el color de las paredes, pintura de muebles, etc.

El arrendatario renuncia al derecho de adquisición preferente del bien en el caso que se produzca la venta de la vivienda.

Inventario

Se realiza un inventario a modo de lista que puede estar incluido en un anexo además de estar acompañado de algunas fotografías para documentarlo.

El inventario puede separar aquellos elementos incluidos en la estancia alquilada para uso privado de los que se encuentren en espacios compartidos. Se entiende que los espacios compartidos tienen uso de varias personas y se comparte la  responsabilidad y el gasto en caso de rotura al finalizar el contrato.

Validar el contrato

Fecha y firma cada una de las partes, además de incluir el nombre completo así como el número de DNI, NIE o pasaporte.

Fecha de entrada en vigor del periodo de alquiler de la habitación. El inicio del alquiler puede ser un día distinto al de la firma.

Un contrato de alquiler es la mejor garantía que tienen el arrendador y el arrendatario para procurar que la convivencia se desarrolle con total normalidad a la vez que se evitan malentendidos innecesarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *